Pasta Cremosa de Pimiento Rojo

Español, Recetas

Hace unos 8 años probé algo maravilloso en casa de mi abuela

Busqué ese sabor, esa pasta, a dondequiera que iba; incluso en mi viaje a Italia. El pequeñito problema era que lo único que yo sabia era que era una salsa naranja, no tenía idea se hacía de pimientos rojos. Probé miles de salsas cremosas de tomate. pero no encontré mi tan añorada pasta, hasta ahora. ¡Y estoy muy emocionada de compartir esta receta contigo!

DSC_1428

Esta pasta tiene algunos rasgos maravillosos, primero, esta es literalmente la pasta de mis sueños, eso le da muchos puntos. En segundo lugar, esta es una pasta perfecta para un día caluroso de verano, para el almuerzo, la cena, para una carne asada; para cualquier cosa, para cualquier momento. Y por último, esta pasta es perfectamente fresca y cremosa al mismo tiempo. Albahaca + pimientos rojos + queso + pasta= todo lo que siempre quisiste en tu plato.

DSC_1404

Bueno, quiero disculparme por no estar activa últimamente, pero mi otra abuela (no la de la pasta) se vino a vivir con nosotros y mi casa ha dado algunas vueltas, pero …. ¡estoy de vuelta ahora! ¡Prepárate para algunos clásicos de su viejo libro de recetas! Pero, de todos modos, hola de nuevo.

 

SALSA CREMOSA DE PIMIENTO ROJO

tiempo de preparación: 40 minutos a 1 hora              dificultad: medio

Ingredientes

  • 2 pimientos rojos
  • 2 chalotes
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de queso parmesano rallado
  • 1/2 taza de crema, leche, o la mezcla de los dos
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • Un puñado de albahaca

 

Instrucciones

  1. Pon los pimientos en una bandeja para hornear, rocía con un poco de aceite de oliva y colócalos en un horno a 150 C . Deja que se asen por 30 minutos, hasta que la piel empiece a ponerse negra.
  2. Mientras que los pimientos se asan, carameliza el diente de ajo y los chalotes en la estufa en fuego medio con 2 cucharadas de aceite de oliva durante unos diez minutos, revuelve unas dos veces por minuto.
  3. Pon una olla grande con agua a hervir y cocina la pasta como dice en el paquete.
  4. Mientras que los chalotes  y el ajo se  caramelizan, ralla el queso parmesano.
  5. Retira los chalotes y el ajo del fuego.
  6. Saca los pimientos del horno y envuélvelos en papel aluminio por cinco minutos y después retira la piel; cuidado, pueden estar muy calientes. Después quítales las semillas.
  7. En una licuadora, licua los pimientos, los chalotes y el ajo caramelizado, sal y pimienta.
  8. En un sartén, calienta la mezcla de crema y leche, derrite la mantequilla y agrega el queso parmesano rayado.
  9. Pica la albahaca.
  10. Agrega la mezcla de la crema a la licuadora hasta que se forme una salsa homogénea.
  11. Mezcla la salsa con la pasta y añade los trozos de albahaca.
  12. Disfruta

DSC_1441

 

DSC_1406

 

DSC_1410

Advertisements

Blue Nile: Experiencia etíope

Español, Lugares, México

“Un pájaro que cuelga entre dos ramas conseguirá ser mordido en ambas alas” Proverbio etíope

Esta cita no tiene nada que ver con mi post, excepto por el hecho de que es de Etiopía, pero no podía rechazar la oportunidad para usar unos de sus muchos sabios dichos.

La semana pasada mi familia, junto con algunos amigos, nos fuimos en un crucero por el Caribe, donde tuvimos grandes experiencias. También fuimos a Houston, donde pudimos probar la comida etíope.

Esta tiene un sabor fuerte, pero no podíamos negar la oportunidad para conocer más sobre esta extraña cultura. Llegamos al restaurante, nos dieron nuestra mesa junto con un vaso de agua bien fría. Después de eso, la mesera nos dio el menú, que por supuesto no entendimos, así que pedimos el plato familiar, no había pierde.

IMG_6968

Primero nos dieron un pan que parecía la mezcla entre una tortilla y una crepa, que tenía un sabor acido, llamado injera. Esta sirve como tenedor, plato, cuchara, para todo.

IMG_6969

Después de que nos dieron el plato enorme “familiar”, nos miramos el uno al otro, no sabíamos qué hacer. Supongo que la mesera se dio cuenta de nuestra confusión, porque más tarde explicó cada plato.

IMG_6970

Nuestros favoritos fueron los Zilzil Tibs, que son tirasde carne empapadas con salsa especial con rodajas de cebolla, pimienta y spicet, y los Yebeg Tibs, que son cubos de cordero cocinados con rodajas de cebolla, chiles jalapeños y romero fresco.

Y así, como en todas las experiencias,  hubo una parte no tan agradable. El Quanta Firfir, que es la mezcla de injeria y carne deshidratada, junto con salsa berbere, era simplemente demasiado para nosotros.

IMG_6973

Los etíopes no suelen comer postres pero tuvimos un muy buen te de canela y especias extravagantes, asi como el vino de miel.

De todas formas, si alguna vez vas a Houston y quieres una verdadera comida etíope, visita el restaurante Blue Nile, te sorprenderás.
NOTA FINAL

pros: experiencia increíble, sabroso cordero y gran té

contras: salsas y sabores demasiado fuertes

Precio: $$

Estrellas: 3

Recuerda: nunca te pierdas la oportunidad de comer, y empaca tu tenedor (o bueno, tu injera) a donde quiera que vayas

TECHO: contrucciones que cambian la vida

Español, Eventos

Como probablemete ya lo notaron, no he posteado mucho ultimamente por exámenes y actividades. Pero, este fin de semana valio cada segundo. Participé en una organización llamada TECHO, con quienes (80 alumnos de mi colegio) construimos 10 hogares para las familias mas pobres de nuestro estado. 

Mi cuadrilla estaba conformada por mis amigos y dos niñas mas grandes, además de los líderes de grupo. En total eramos 5 mujeres y 5 hombres (y eramos, obviamente el mejor equipo). 

Llegamos a las 8 a.m. el sábado, pusimos los pilotes de la casa, que son lo que la sostendrá durante sus veinte años de exsistencia. Estaba lloviendo y necesitabamos hacer hoyos de cincuenta centimetros, estabamos exahustos. 


Comimos con la familia. Karen, la señora de la casa, nos hizo frijoles con salchicha y arroz. Mientras comiamos, Miguel Ángel, el futuro dueño de la casa, nos conto de su “vida pasada”, como, antes de encontrar a Dios, era un borracho, engañaba a su esposa y en una ocasión mató a un hombre. Me quedé sin palabras. 

 Nos la pasamos increible con los niños; jugamos a la ronda, con carritos de plástico y a “lluvia” de tierra.  


El dia se acabó y estabamos muy cansados, pero muy, muy felices. Dormimos en el edifcio del gobierno, donde cenamos, platicamos y después, desayunamos.

 El dia siguiente fue la parte mas divertida. Martillamos, (si esa palabra existe), el piso, que fue verdaderamente una experiencia padrísima, nos reimos mucho.


 

Luego hicimos las paredes y el techo. Esto fue de las cosas mas interesantes y locas que he hecho en años. 



Comimos, de nuevo, con la familia, y nos hicieron chilly dogs. Luego los niños le pidieron dinero a su mamá, y después de la intervención de sus papá, esta les dio 20 pesos, que creo que, después de ver el rostro de la madre mientras le daba el billete, era mucho dinero para ellos. Después de que los niños regresaron, sin cambio, y con una bolsa llena de comida chatarra, el rostro de Karen parecía como uno de fantasma. Sin embargo, los hijos, de 6 y 2 años de edad, nos ofrecieron papas fritas y galletas a todos, antes de siquiera probarlo. Esa generosidad era simplemente asombrosa para mí.

En el momento en que terminamos la casa y la inauguramos, nos sentimos felices, pero la familia, estaban en otra onda, parecía como si ese fuese el mejor de sus vidas.

Voy a evitar los nombres, por razones de privacidad,  pero cabe mencionar que también aprendí mucho de mis compañeros de equipo.

1. Las niñas pueden ser fuertes y poderosas.

2. Los niños sí piensan que los cachorros son lindos, pero algunos tienen miedo de mostrarlo.

3. Uno puede ser callado, pero tener un corazón alegre.

4. Diversión e inteligencia si van juntos.

5. El sarcasmo es lo mejor

6. Las niñas dulces pueden construir casas

7. No hay nada comparado con el trabajo en equipo

Aprendí que los amigos y la familia son muy, muy importantes y cómo debemos valorar algo tan simple como nuestro piso o que en nuestra casa tengamos agua corriente. SEAMOS AGRADECIDOS, PORQUE HOY ALGUNOS NIÑOS SON FELICES PORQUE CONSIGUIERON UN NUEVO PAR DE ZAPATOS USADOS.